Berlin no es una ciudad cualquiera, todo el mundo lo sabe, y por ese y por otros muchos motivos es una de las habituales en recibir visitantes de toda condición: un fin de semana, unos días para visitar lo que queda del Muro, viejos retales de una parte emocionante de la historia, la suya y la nuestra, y otra más vergonzante, que ellos mismos se ocupan de enseñar para que no se olvide, ni se repita. Su historia de caída y renacer, su ambiente único, su libertad bien entendida, la posibilidad de recorrerla prácticamente entera en bici, su fácil convivencia. Generalmente no se incluyen aquí las increíbles posibilidades que ofrece para conocer el mundo del Café desde el prisma bajo el que tanto lo repito una y otra vez.

The Barn, desde fuera.

El café de Especialidad tiene aquí uno de sus epicentros mundiales, y aunque hay otra muchas: Viena, Copenhague, Hamburgo, Oslo, Londres, Dublin, entre otras y sólo por hablar de Europa, es aquí donde se reúnen todas las ramas de nuestro árbol.

Sea donde sea, el barrio que sea, en todas partes hay una pléyade de cafeterías, Coffee Shops, Kaffe Laden, de las que podemos aprender y podríamos imitar. Desde un punto de vista profesional, por supuesto, pero también, y eso no es óbice, para saber diferenciar lo que podríamos pedir, o elegir si alguien nos lo ofrece, en nuestro país.

Hay guías, artículos en internet, perfiles de IG, páginas de FB, blogs hablando sobre ello (como este ahora, por ejemplo jejeje), listas de imprescindibles, rankings…y siempre siempre aparecen los mismos: The Barn, Five Elephant, Bonanza y muy poco después Röstatte, Tres cabezas…siempre los mismos.

He de reconocer que mi primera recomendación cuando alguien me pregunta donde puede ir, si es un viaje relámpago de fin de semana, es The Barn (Schönhauser Allee 8, 10119). Situada relativamente cerca de Alexander Platz, a un paso de KollvitzStr., es un valor seguro, quien vaya le va a gustar. Es la cabeza visible, probablemente el primer exponente. Excelente Café (como todos los de esta lista), para tomar y llevar, se pueden hacer cursos de análisis sensorial, barista, etc. Libros, merchandising. No tienen WC, no dejan entrar carritos de bebes, ni animales (cosa rara en Berlin), ni permiten portátiles en ciertas zonas, pero siempre está lleno. Y esto, impensable en España, y que podría significar un suicidio comercial, en ellos es una de sus características más personajes. Somos buenos, lo sabemos. Y vienes porque te gusta lo que hacemos. Y sabemos que te gusta. Y tú sabes que sabemos que te gusta. Por eso vienes, y vas a seguir viniendo.

Espresso doble de Colombia (Amaca – Los Anayes). Espectacular.
The Barn, desde dentro.

Y aquí me detengo, para realzar la esencia de este artículo.

Seguir a los más famosos, está bien, pero, ¿cuanto tienen de reales y cuanto de marketing?. Es decir, no hay ninguna duda de que tuestan muy bien, Café verde de increíble calidad, poseen elegancia, actitud..pero, ¿de verdad son los mejores?. ¿Cuánto de lo que pagamos no es la marca?. ¿Estamos seguros que lo que nos ofrecen no es también pose?, ¿es absolutamente imprescindible tener una estética determinada, que muchos identifican con la cultura hipster, y que en ocasiones no nos beneficia, aunque es verdad que muchas veces no es impostada, sino inherente, o, ¿queremos conocer la Cultura de Café de Especialidad real, en su significado más interno, su filosofía más auténtica. ¿Queremos conocer el Café de Especialidad como debería ser, y no como algunos quieren que sea?

Este artículo versa sobre eso. Voy a reflejar las 2 caras de esta moneda. Por un lado, lo que llamaré “Mainstream”, haciendo el paralelismo con la música. Y por otro, “La Resistencia”. Los realmente auténticos. Que pretenden llevar al consumidor Café de Especialidad, sano, orgánico, cualitativamente superior, a un precio razonable.

Esta es la 1ªparte, el Mainstream, la 2ª vendrá después. Pueden elegir lo que quieran. O elegir las dos. Yo a veces voy al Mainstrean, y los disfruto, pero donde disfruto de verdad, donde de verdad saboreo y sé que estoy tocando la filosofía de  Café de Especialidad con las manos, es con “Los Independientes”.

Estos son los locales recomendados de Mainstream:

  • Röststätte (Ackerstr. 173, 10115): Además de lo de siempre, podemos conocer a Nicole Battelfeld, Campeona de Alemania de Baristas, un espectáculo. Gran selección de dulces. También hacen cursos, venta de material..
  • Five Elephants (Reichenberger Str. 101; 10999): Para los turistas puede ser más cómodo su local de Mitte (también porque está próximo a The Barn, y matamos dos pájaros de un tiro, pero merece la pena moverse a Kreuzberg, pasar por Görlitzer Park, y vivir un trocito del „Real Berlin“. Inigualable la Cheese Cake. Las cosas como son.
Five Elephant, desde fuera. En verano mucho más relajado. En invierno, suele estar lleno.
Five Elephant siempre cuenta con un personal preaparadísimo.
La Cheese Cake es de lo mejor que he comido en ningún lugar del mundo.
  • Bonanza Coffee Héroes (Oderberger Str. 35, 10435): No me gusta.
  • 19 Grams (Chausseestr. 36, 10115): En las proximidades del Museo de Historia Natural, y cerca de la zona baja de Bernauer Str. (el mejor sitio para ver El Muro tal cual era). Ofrece Café tostado por Tres Cabezas, otra de esas Rösterei de esta ola, abundante en muchas listas. Un sitio acogedor, y moderno, en la misma línea de los anteriores, aunque quizás un escalón por debajo.

En breves, “Los Independientes”. Mis Mejores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *