Hace un tiempo, un conocido me cascaba en plena cara, medio en broma-medio en serio, y con el ánimo de tocarme un poco la moral, si eso del Barista era lo mismo que un Chigreru, que en Asturias qué guapina yes, es la persona que echa sidra en el Chigre. Y a mi, que soy muy de querer lo asturiano, y valorarlo, aun mirando como miro de manera constante todo lo europeo, o a lo mejor por eso, me resultó un poco injusto (cuando menos), y ofensivo. Porque el sentido de la pregunta era minusvalorar de manera hiriente, la labor de los escanciadores de sidra, que en lo suyo, también son unos especialistas. Al contrario, para mí debería ser un motivo de orgullo, e identificación con lo nuestro, y en ningún caso, un motivo de burla.

Llevar encima el título de Barista no es ninguna minucia. Es una de las primeras palabras que nombramos en cualquier introducción, dándole una importancia que no pasa desapercibida, y bien merecida. Un elemento crucial, fundamental. Quien pondrá sobre la mesa y ante ustedes, el resultado de toda la la cadena que se ha ido construyendo, en casi todos los casos, a miles y miles de km. de distancia, de manera previa:

-el cuidado del Cafeto en las cosechas, la recogida, y los procesos posteriores de tratamiento y empaquetado

-el transporte y almacenamiento en destino

-el tostado artesanal

Son muchos implicados, siempre cumpliendo con unos standards de implicación, calidad y auto-exigencia.

Y entonces llega el Barista.

Si algún/a candidato a Barista está leyendo esto, siento que se esté sintiendo presionado/a. Bien. Sólo estamos empezando.

Si algún/a Barista está leyendo esto, ya sé que no se está sintiendo presionado/a. Bien.

Un Barista no es sólo quien maneja con soltura la técnica del Latte Art. Que también. Esa es la guinda del pastel. Va mucho más allá. Parafraseando a mi amigo Jorge Alonso (que SÍ es un Barista, y de los buenos). Sería el golpeo del tacón en una jugada futbolística. No te gana el partido, pero lo hace más bonito.

Jorge Alonso, en acción.

Un/a Barista no es quien lleva los brazos tatuados, o piercings, o barba de leñador (en el caso de ellos), o gorro de lana.

Un/a Barista domina cómo y qué extraer a un Café sea espresso, filtro, V60, Chemex, Moccamaster, Aeropress….y explicar como se hace y por qué.

Un/a Barista conoce el perfil del Café que tiene en el molino: origen, método, altura de la cosecha, notas. Y sabe explicarlo.

Un/a Barista empatiza con el cliente y tiene criterio para asesorarlo en lo que se va a encontrar en la taza, y orientarlo sobre lo que le puede gustar.

Un/a Barista conoce téminos de tostación (sin ser Tostador), Cata, Café en verde…

Un/a Barista debe saber de qué habla cuando se habla, y hablar, de TDS, Refractómetro, Agtron…

Si sabe de lo que estoy hablando, es un buen comienzo.

He escrito bien: comienzo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *